El coche eléctrico y el Big data

Los coches eléctricos tienen cada vez más sensores y datos sobre sus sistemas.

La “pérdida” de componentes mecánicos, líquidos y otros elementos facilita la integración electrónica y por tanto monitorización como si de un ordenador se tratara.

De hecho, cómo ya habréis visto y he mencionado alguna vez, Tesla monitoriza todo lo que se hace en el coche con diversas razones. Mantenimiento, atestación en caso de accidente y mejora continua.

Es este último punto donde podríamos hablar del Big data.

Imaginaos por un momento que sabemos todo lo que ocurre en un coche en tiempo real.

Presión de los neumáticos, velocidad, ángulo de giro del volante, vibraciones en suspensión, hábitos de conducción del conductor, tipo de trayectos, condiciones climáticas,…

Ahora imaginaros que lo sabéis de todos los coches por marcas, modelo, neumáticos….

Si se tuviera la forma de analizar toda esta ingente cantidad de información buscando relaciones entre los distintos factores, se podría determinar cuáles son los motivos para los fallos o averías, que sistemas fallan y en qué situaciones, optimizar los diseños para evitarlas o incluso saber porque ha habido un accidente.

Esto último entraña la discusión sobre la confidencialidad de los datos. Pero no nos detengamos aquí.

El Big data puede dar información sobre que ha pasado o que hemos hecho mal, pero seguramente no nos haga falta tanta potencia de cálculo ni tantos datos para saberlo, salvo en los casos donde los motivos no son triviales ni tampoco el origen/es del problema.

No es lo mismo conducir en modo deportivo por ciudad, por carretera, en paises nordicos o cualquier situación adversa. Todos los factores pueden producir un fallo anticipado de un sistema o que no se llegue a dar.

Como analizar todo esto? Disponiendo de todos los datos posibles y usando técnicas de análisis de datos y Big Data.

Pero el Big data va más allá y puede decirnos que es probable que ocurra y/o que debemos hacer para corregir o mejorar algo.

Analizando todos los datos, y estableciendo una “linea de tendencia” podrías tener algo así como la vida estimada de los distintos componentes. Algo así como el cuanta vida util te queda de algo teniendo en cuenta el consumo medio que llevas, pero de cada uno de los sistemas del coche.

Pero más aun, ya que al tener los datos de otros coches similares al tuyo en condiciones similares, el sistema podría aprender de los demás para “recomendar” o proponerte mejoras en tus hábitos.

En el ejemplo de los coches eléctricos, no solo podrías saber aproximadamente con tus hábitos de conducción cuando hay que cambiar los neumáticos o las pastillas de freno, sino si debes cambiar la frecuencia y cantidad que cargas las baterías para prolongar su vida teniendo en cuenta donde aparcas, donde vives y tus trayectos habituales e incluso estimaciones de consumos con mucha mayor precisión dependiendo de todas las variables.

Tiene beneficio? Por supuesto. El tema está en si lo queremos y a qué coste.

Tecnología Reds

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s