El coche como servicio

El mundo cambia más rápido de lo que parece y a ritmo creciente.

Lo que hoy nos parece impensable, en 10 años podría ser realidad o tener los primeros modelos.

Hoy soñamos con tener un coche eléctrico y pronto serán incluso autónomos.

Poco a poco veremos cómo el volante pasa de ser el centro de operación del conductor a desaparecer, ya que el coche simplemente nos llevará a donde le digamos que vaya.

Puede incluso que el coche vaya solo a cargarse y a hacer sus mantenimientos sin nuestra dedicación más que para una autorización.

O puede que ni seamos conscientes de ello porque directamente no tengamos un coche en posesión.

Durante un tiempo tendremos la posibilidad de compartir nuestro coche y incluso ganar dinero con ello, pero ¿para qué hacerlo si habran empresas que se dediquen a ello y te podrás cambiar de coche según tu necesidad?

Un día puedes necesitar una berlina para ir a trabajar, un 4×4 para un fin de semana en la montaña o un urban para ir de compras al centro y cuando ocurra y nos demos cuenta que no mi necesitamos tener en posesión, dejaremos de comprar coches y solo solicitarlos cuando nos hagan falta.

Los coches serán autónomos y serán controlados por empresas que dispondrán los coches donde consiste consideren según las demandas.

Seguramente impongan tarifas en base al nivel de acabado, limpieza y servicios adicionales. Algo similar a pagar una tarifa business o turista en el billete de avión. Un extra coste si se quiere usar en exclusiva e incluso precios premium para acabados selectos y servicios especiales para empresas (sala reuniones) y familias (cocina, camas…)

Esto supondrá un cambio en el interior del coche, mayor nivel de opciones posibles e incluso la posibilidad de cambiar el interior según necesidades de la empresa gestora.

La disminución de accidentes en carretera provocará una disminución en medios de seguridad pasiva y refuerzos del coche dando más importancia a la habitabilidad y modularidad del interior. Los fabricantes invertirán más en la “inteligencia” y conectividad de sus coches así como mobiliario más customizable como puertas más grandes para fácil acceso, asientos móviles, mesas… Aparece el formato “coche vagón”.

Puede que incluso las empresas gestoras sean los propios fabricantes y así integren diseño, fabricación y operación para optimizar sus productos, líneas de montaje y servicios según gamas y países.

Quizás pueda parecer muy futurista, pero esto es solo un principio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s